Hipersensitivitat al soroll

Entre el 70% y el 90% de los niños SW son hipersensitivos a sonidos particulares, que pueden incluir algunos ruidos altos como truenos, objetos cayendo, globos explotando, aplausos, ruidos eléctronicos como aspiradores y rasuradoras, música alta, y en algunos casos hasta la voz y la risa de la gente.

Este fenómeno se conoce por “hiperacúsis”. Los ruidos a veces son muy molestos a los niños, y ellos tipicamente se cubren los oídos y lloran, o tratan de evitar los sonidos, por ejemplo, saliéndose de la habitación o apagando el radio o la televisión. En algunos casos la hiperacúsis desaparece cuando el niño llega a adolescente o adulto, pero en otros casos continúa después de adulto.

La razón por esta hipersensitividad a ruidos es desconocida, pero lo más probable es que se relacione al hecho que los indivíduos SW tienen menos tolerancia a sonidos que otras personas. Es posible que los ruidos fisicamente le hagan daño a los oídos, o que simplemente asusten al niño.

Si su niño se incomoda por algún ruido en particular, asegúrele y confórmelo, y trate de explicarle de donde viene el sonido. Por ejemplo, si el ruido molesto es de un trueno o de un procesador de comida, trate de explicar, en términos que su niño pueda entender, qué causa el trueno o el ruido de la máquina. Puede que Ud. encuentre que la reacción de miedo disminuye si él puede ejercer algún control sobre estos o sonidos similares. Así que trate que el aplauda con sus manos o con las manos de otros, que juegue con, y explote globos, o deje que el le ayude a prender y apagar la aspiradora eléctrica o batidora eléctrica. Si se repite, el exponer al niño a la fuente del sonido puede hacer que se acostumbre a ellos. El uso de una grabadora puede ayudarle. Ud. puede grabar una variedad de sonidos que le afectan al niño (como risa, aplausos, truenos, etc.) y como un juego,encender y apagar la grabadora para escuchar los sonidos. Inicialmente ponga el volumen bajo, y gradualmente, sobre un período de días o semanas, aumente el volumen. Practique bajo condiciónes que el niño puede controlar.

Por ejemplo, que el suba el volumen. Esto puede acostumbrarlo a sonidos que inicialmente temía.Algunos sugieren el uso de tapones para los oídos. Como los tapones van a impedir sonidos importantes (conversación) como los que le molestan, debe tener mucho cuidado con su uso. Si Ud. decide que va a usar tapones con su niño, debe usarlos infrequentemente y por períodos cortos cuando algún ruido en particular le esté causando a su niño una gran molestia. Y no se olvide sacar los tapones inmediatamente después.